A veces me cuesta, pero está bueno des-dramatizar.

Hace un par de semanas que estoy haciendo este curso online y no puedo (ni quiero) dejar de resaltar la cantidad de buenas preguntas y reflexiones que me surgen cada vez que leo las clases y los trabajos de mis compañeros.

En esta oportunidad, nos tocó pensar sobre las fronteras del remix y el debate acerca de conceptos como obras derivadas, plagio, sátira, collage, ready made y un montón de etcéteras que sirvieron para mostrar la complejidad de las relaciones al interior de las creaciones culturales. Complejidad que, además, muestra a las claras que cualquier pretensión de regulación normativa que se precie de holística en este asunto es -cuanto menos- descabellada, por no decir peligrosa para el avance de la cultura y la apropiación social de conocimientos y bienes comunes digitales.

Tratando de lograr lo que me propongo en el título, quería compartir dos producciones que me parecen realmente originales no tanto por la técnica que utilizan (edición y remix de fragmentos de audio y video) sino por lo que resulta de ello: en el primer caso, se trata de un video que yo considero “musical” realizado con fragmentos de la famosa saga de películas de “El Señor de los Anillos” que dirigió Peter Jackson y que se estrenaron entre 2001 y 2003. La música de fondo es un remix de esta canción que aparece en el film. El título de esta obra (para mí nueva/novedosa y original por la resignificación que le da a lo que cinematográficamente sería uno de los nudos más dramáticos de la película) es “Theyŕe taking the hobbits to Isengard” y el autor es Erwin Beekveld.

Lo reconozco: la primera vez que lo ví no podía parar de reírme ante la genialidad de la persona que hizo este remix, pero nunca se me ocurrió considerarla una obra nueva, ni siquiera una obra derivada, hasta que me enfrenté con la consigna de esta semana en el curso de Ártica.

La segunda producción que quiero compartir es igualmente un trabajo de edición genial desde mi perspectiva y el resultado quizá sea bastante gracioso aunque con un contenido claramente político: se trata de un video donde George W. Bush “canta” la famosa canción de U2 Sunday bloody sunday.

Me parece que se trata de una crítica fuerte a la política exterior de la gestión de Bush como presidente de EE.UU. y al papel de cómplices que cumplieron varios mandatarios de otros países a los que se enfoca en el video (ex profeso según mi opinión), utilizando como recurso la resignificación de una canción inspirada en los hechos ocurridos en Irlanda en el año 1972 para ponerla en boca de una persona que seguramente nunca se hizo la pregunta fundamental que plantea la letra de ese tema: “There’s many lost, but tell me who has won?”

Acá les dejo un video con la canción y la letra de U2 (que además es una de mis canciones favoritas de esta banda)

Anuncios

Un pensamiento en “A veces me cuesta, pero está bueno des-dramatizar.

  1. De hecho hay muchísimos de estos remixes y parodias en la red que son, además de graciosos, muy ácidos, y que se basan en obras de la cultura popular o de la industria. De hecho, podemos considerar a sus autores “expertos” en estas manifestaciones de “baja cultura”, de cultura de masas, que a través de sus -en algunos casos sofisticados- trabajos, nos permiten una relectura crítica de los medios y de la actualidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s