Apuntes con un parche en un ojo.

Desde hace un tiempo que me entero por diversos medios (listas de mail, noticias y publicaciones en redes sociales) sobre la aparición de proyectos de ley que en diferentes países pretenden “proteger” el derecho de autor y la propiedad intelectual, habitualmente penalizando duramente a quienes “piratean” y además aumentando la cantidad de años de protección legal luego de la muerte de los autores.

Generalmente, los argumentos que mantienen vigentes  estos proyectos son solamente la de los grandes productores/editores/gestores que ven (teóricamente) “perjudicado” su negocio por culpa de lo que ellos identifican como su principal enemigo: la piratería o descarga ilegal de contenidos. A esta línea se acoplan algunos artistas, argumentando que las regalías que obtienen por sus obras se ven seriamente afectadas por esta actitud de la ciudadanía que opta por adquirir de manera “fraudulenta” los contenidos culturales que le interesan.

Esta es la actitud que, por ejemplo, ha manifestado recientemente un grupo de escritores españoles, aclarando además que a diferencia de los músicos ellos no tienen otra forma de obtener ingresos porque no dan recitales. Esta postura es claramente apoyada por el negocio editorial que en España aduce una caída de 350 millones de euros por culpa de la piratería.

En el caso de Argentina, el último informe del SinCa demuestra que la industria cultural sigue manteniendo o incrementando su rendimiento económico a pesar del aumento de circulación y descarga ilegal de contenidos.

Sin embargo, las posiciones sobre la penalización de esta práctica parecen unificadas… pero no lo son tanto.

De el grupo de escritores mencionados, uno de ellos considera que debe cuidarse mucho de no penalizar al usuario, ya que el verdadero “negocio” detrás de la piratería es la de los intermediarios. Al respecto, recientemente en Argentina hubo un fallo judicial que sostenía este supuesto.

Otros, por el contrario, creen que la piratería es lisa y llanamente un “robo”, y que la gente no puede aducir que la falta de recursos o el precio de los bienes sea demasiado alto ya que existen muchos espacios donde se puede acceder a ellos gratuitamente (las bibliotecas, por ejemplo).

Estos supuestos responden claramente a lo que Jorge Gemetto en este curso considera que son “consignas en contra de la piratería”: por un lado, que cada vez que un consumidor accede a una copia ilegal, la industria está perdiendo una venta. Por otro lado, que la  piratería es una industria próspera que enriquece a quienes distribuyen productos ilegales y por último, que es necesario aumentar las penas para disuadir a quienes piratean.

Todo esto sobre la base (algunas veces más soslayada que otras) de considerar inmoral este tipo de adquisición por cuanto constituye un robo.

Afortunadamente, no todos los sectores involucrados en la creación y distribución de la cultura. Las posiciones que denomino “intermedias” son las de aquellos que no solamente consideran que no se debe penalizar al usuario, sino que además sostienen que la industria cultural en sus diversas ramas debe modificarse.

Por ejemplo: Carles Pastor, productor audiovisual, en una reciente entrevista afirma que el fin de la piratería pasa por “ajustarse al máximo a las necesidades del consumidor” más que por legislar o perseguir. Reconocer que el modelo tradicional de distribución de contenidos culturales es cada vez más obsoleto y excluyente -creo- es el primer paso para comprender que la piratería debe discutirse más allá de la supuesta carga “moral” acerca de si es o no es un robo. Solo así se podrá comenzar a discutir si no es más inmoral considerar el real perjuicio que supone el hecho de que existan cada vez menos y más poderosos grupos económicos que controlan la producción, publicidad y distribución de algunos contenidos.

Respecto del supuesto acerca de que la piratería desalienta la creatividad, les digo: miren lo que hicieron los dueños de videoclubes y díganme si no es más convincente re-inventarse con mejores estándares culturales que atacar a nuestros usuarios/consumidores.

Disponible en: http://otwartezasoby.pl/wideo/tworcy-o-prawie-autorskim-i-kulturze/

“La cultura por sobre la ley” – Consigna compartida por CC Polonia a través de stickers en la última CC Global Summit.

Anuncios

2 pensamientos en “Apuntes con un parche en un ojo.

  1. Wow, la nota de los escritores reúne todos los clichés! Y yo que le tenía especial simpatía en una época a ese gremio 🙂

    Coincido con lo que decís, y agrego que, además de las posiciones intermedias, hay posiciones totalmente opuestas entre los mismos artistas, como por ejemplo la de Amanda Palmer, de quien el otro día vi una charla TED que me encantó: http://www.youtube.com/watch?v=qaxBckKyp80

    • Totalmente!! Esta llena de lugares comunes. Obviamente,lo que yo encontré son noticias sobre los dos espacios donde yo creo que existe más resistencia a la liberación de derechos como lo es la literatura y el cine. Pero sobre todo en música y en artes plásticas, creo que hay muchísimos casos de artistas que no consideran a la piratería como una amenaza a sus derechos sobre sus obras sino como una oportunidad de darle difusión a las mismas. Por caso: músicos en Argentina que tienen una amplia trayectoria y deciden colocar sus discos como descarga libre y LEGAL en sus sitios oficiales
      – la banda de rock PEZ http://www.pezapesta.com.ar/index.html
      – el proyecto Flopa-Minimal http://www.flopa-minimal.com.ar/
      – valle de muñecas http://valledemunecas.bandcamp.com/
      y un montón más que a lo mejor son más nuevos y no tienen tanta trayectoria (puse los que conozco y me gustan, jaja!)
      Gracias por tu comentario Jorge!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s