MiPrimerSC

Así bauticé lo que sería mi ópera prima en SuperCollider, un entorno y lenguaje de programación que sirve para sintesis de sonido y procesamiento digital de señales mediante la utilización de fragmentos de código. También se usa para samples, análisis de sonido y para la generación de interfaces gráficas que permitan un uso más “práctico” de las funciones.
WOW
Sí, eso pensé cuando Mars Crop me contó de qué se trataba (y un poco más de asombro vino tras escuchar lo que él hace con SuperCollider).

No soy programadora (nunca me propuse serlo), pero sí muy curiosa. Tampoco sé de música más que lo aprendido en la escolaridad básica, aunque no me doy por vencida con la guitarra.
En este contexto, ni yo misma me imaginaba “haciendo andar algo” en SuperCollider (ni en PureData, ni nada por el estilo).

Pero ese universo me genera tanta admiración, tanto asombro, tanta curiosidad, que me vi compelida a intentarlo. Una vez y nada más. No sólo intentarlo: disfrutarlo. Porque las circunstancias de la vida hicieron que tenga que aprender luego otros lenguajes de marcado y de programación, aunque con fines menos lúdicos.

¿Por dónde empezar?

Soy bastante estructurada, entonces empecé por la documentación oficial del software. Sí, QUÉ ABURRIDO. Encima, la primera barrera: sólo en inglés. “OK”, pensé, “sálvame jebuuus”.
En honor a la verdad, la primer sorpresa (muy grata) fue que esa documentación estaba bastante bien organizada, contextualizada, con un “getting started”(“empezando”) muy explicativo. Digo: te orientan sobre cómo leer la documentación, realmente estxs muchachxs tenían serias intenciones pedagógicas. Eso es muy alentador.
Lo primero que hice fue seguir el consejo de esa documentación: los fragmentos de código que encontraba, los iba ejecutando en el software (que tiene una interfaz de usuario bastante minimalista y un poco compleja, para mi gusto). Después de escucharlos varias veces, les hacía pequeñas modificaciones y escuchaba con atención tratando de captar las diferencias. Sí, a veces me parecía que sonaba bastante igual, pero a veces no. Y cuando entendía cómo funcionaban esos cambios era como tocar el cielo con las manos. Porque el secreto, además de jugar y divertirse, creo que está en hacerse poquitas expectativas, no pretender ser la más campeona leyendo sólo la documentación, disfrutando del aprendizaje, no compararse con los grosos, explorar dentro de lo que sabemos y sacarle lo máximo a eso.

codinggirl

Segunda sorpresa: los ejercicios. Sí, la documentación te propone ejercicios al final de cada capítulo. Me pareció maravilloso: motivador, didáctico, como dicen en inglés: “supportive”. Es realmente para iniciadxs.
Hice los ejercicios, me equivoqué, me costó -a veces más, a veces menos- encontrar mis errores, entender lo que me estaba “diciendo” el propio software. No, no fue mágico, instantáneo. No fue cosa de un día, ni dos, ni tres. ¡Pero lo estaba disfrutando!

Por eso, una vez que llegué a lo que creí que era mi “límite” (al menos mi percepción sobre ese límite), me quedé jugando con eso y empecé a buscar qué estaban haciendo otrxs con lo mismo. Es decir: ya había mucho escrito en SuperCollider, me pareció divertido buscar cuánto de todo eso podía entender.

Y ahí di con un hashtag en Twitter, #sc140 , que aprovecha lo sintético que debe ser un tuit para compartir fragmentos de código que al ejecutarse nos llenan de sonidos de lo más diversos. Obviamente, no entendía todo lo que leía y me empezaba a costar más trabajo modificar esos fragmentos en SuperCollider sin “romperlos”.
Se me ocurrió pedir ayuda para eso: aprender a “leer” los fragmentos un poco mejor. Entonces, otra vez, Mars Crop me pasa éste link (también en inglés, ¡qué maldición!). Sin embargo, me ayudó mucho porque lo que propone el autor en el post es “deconstruir un tuit”, mirar detenidamente parte por parte, escuchar. Dejando de lado algunos tecnicismos, me fue muy útil para entender qué se estaba modificando en cada pequeño fragmento y cómo se complementan hasta llegar al resultado final.

Lo que logré con mi primer sinte es bastante más modesto que lo desarrollado en ese post. Fiel a mis principios, traté de seguir las premisas del remix: reutilizar algunos fragmentos, modificarlos hasta encontrar la forma que a mí me gustaba y compartirlo para que todxs puedan hacer lo mismo.

En otra ocasión, espero poder hacer algo similar al post de Schemawound: me voy preparando para deconstruir mi sinte y publicarlo por acá.

Mientras: A REMIXAR!

Anuncios

Un pensamiento en “MiPrimerSC

  1. Pingback: No la podés creer | Lo que se da, se gana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s